WONCA

Reflexiones surgidas a cerca de WONCA
Carta al editor


Dra. Rita Bedoya

Me permito compartir algunas reflexiones surgidas después de acudir a la 21 Conferencia mundial WONCA de médicos de familia en Rio 2016. El primer acierto fue haber escogido a Rio de Janeiro como sede, porque es una ciudad hermosa, con un clima muy agradable y con gente maravillosa, amable y siempre dispuesta a entender el español. Esta fue la primera vez que se realiza un encuentro mundial de médicos de familia en América latina.

Al congreso asistimos aproximadamente cinco mil personas, procedentes de 37 países. El enfoque general de la conferencia fue Educación e Investigación. La delegación ecuatoriana estuvo conformada por 25 personas, algunos de los participantes fuimos parte de mesas de discusión en migración, docencia y género, hay que destacar la presencia de las y los jóvenes médicos de familia ecuatorianos que con entusiasmo se involucraron en las diferentes actividades.

La ceremonia inaugural estuvo marcada por la presencia de un gran número de médicos de familia brasileños que, ante la presencia del funcionario oficial del actual gobierno, tuvieron una respuesta de rechazo impresiónate, yo me sentí feliz al constatar que el sistema público brasileño era defendido con tanta pasión. La pregunta que me surgió fue ¿qué factores determinan un empoderamiento y defensa de la salud pública tan franco? Pensé que la medicina familiar en verdad tiene todo el potencial para lograr que los médicos jóvenes se comprometan y perciban que estamos en el camino correcto, cual es, el de la equidad y justicia social.

En esta Conferencia WONCA los médicos de familia hicieron filas, para conocer las clínicas de medicina familiar de Rio, porque los médicos familiares que, en Brasil suman más de 40.000 mil, están orgullosos de su sistema y querían que todos lo vieran. Este hecho contrastó con lo ocurrido en el año 2004 en la Conferencia de Orlando, en donde los médicos de familia también, formaban filas, pero en aquella ocasión para recibir los regalos que las empresas farmacéuticas ofrecían en sus múltiples stans.

Otro aspecto importante a destacar es el hecho de cambio de manos de la dirigencia. Se pasó de tener presidentes del WONCA hombres norteamericanos, a dirigentes de diferentes lugares del mundo; ahora en Rio, Michael Kidd australiano presidente de WONCA saliente dejo el liderazgo en manos de Amanda Howe canadiense. Por primera vez el Wonca cuenta con una presidenta mujer.

Otra gran lección fue ver al comité consultivo de WONCA conformado por los presidentes salientes en un encuentro con los jóvenes médicos de familia, compartiendo sus aprendizajes y visión de futuro de la medicina familiar. Creo que es urgente que en Ecuador se produzcan reuniones como estas para que los jóvenes puedan aprender de los errores y tengan luz en su camino.

En el congreso se presentaron personajes importantes como Juan Jervas quien es un médico de familia líder, que propone un ejercicio crítico de la medicina, basado en la comprensión global del negocio de la salud, fue muy grato verle rodeado de los jóvenes médicos de familia participantes en el congreso.

También hay que destacar la presencia de Peter Gotzsche con su conferencia “Medicamentos mortales y el crimen organizado”, nos dejó claro cuan perjudiciales podemos llegar a ser los médicos con nuestra prescripción.
Se presentaron los problemas que China vive en su propuesta por insertar la medicina familiar en el sistema de salud, los conflictos que Brasil enfrenta ante los cambios políticos que buscan desmantelar su propuesta de fortalecimiento del primer nivel y los problemas que los y las médicos de familia africanos enfrentan en su trabajo.

Si pensamos en los temas centrales de la conferencia, que fueron Educación e Investigación hay que reconocer que en Ecuador la Medicina Familiar ha caminado, hoy contamos con 8 universidades formando médicos de familia; hemos aumentado en número ya nos contamos por centenares.
Sin embargo, no tenemos departamentos de medicina familiar en ninguna de las facultades de medicina, si bien en la PUCE lo médicos de familia tienen protagonismo, en las demás facultades de medicina la especialidad aun es marginal. Las razones para esta situación son múltiples. Al hacer un análisis autocrítico debemos reconocer que, aunque existen médicos y médicas de familia involucrados en la docencia, muy pocos se dedican a investigar y escribir, esta carencia dificulta lograr presencia y valoración académica. Fue una pena que en la conferencia WONCA no se presenten resultados de investigaciones que analicen los procesos educativos que se está realizando en el país, que solamente se presente un estudio de investigación relacionado con género y educación médica.  

Estamos conscientes que este esfuerzo no depende solamente de las universidades, de la sociedad de médicos de familia, de las instituciones públicas, depende también de lo que cada uno de nosotros hagamos para que nuestra especialidad crezca. A esta altura del camino tengo esperanza en los jóvenes que sueñan y trabajan para que esos sueños se cumplan, en quienes trabajan en el sector rural y en ciudades como Cuenca, Manabí, Loja. Son estos jóvenes los que llevaran a la medicina de familia por mejores rumbos y espero que a la próxima Conferencia WONCA acuda un mayor número de médicos de familia dispuestos a compartir sus experiencias e investigaciones para que estas reuniones se conviertan en espacios de diálogo que permitan dar a conocer de manera sería los avances de la medicina familiar ecuatoriana.

Dra. Rita Bedoya
Medica de Familia

 

 



DOI: http://dx.doi.org/10.23936/pfr.v0i3.164.g218

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.